Saltar al contenido

SEXO EN EL EMBARAZO

Sexo en el embarazo

El sexo en el embarazo puede ser divertido y relajante. Los expertos coinciden en que el sexo durante el embarazo es seguro para las mujeres con embarazos de bajo riesgo y sin complicaciones. Dependiendo de qué tan avanzado esté tu embarazo, éste puede potencialmente afectar tu comodidad y tu deseo sexual. Hay algunos consejos y trucos para tener en cuenta a medida que progresa tu embarazo y cambia tu cuerpo.

Sexo durante el primer trimestre

Durante el primer trimestre, tus hormonas están cambiando drásticamente. Esto ayuda a apoyar tu embarazo y los cambios físicos que tu cuerpo necesitará para cuidar a tu bebé en crecimiento. Estos cambios hormonales pueden afectar tu deseo sexual aumentándolo o disminuyéndolo.

Preocupaciones potenciales en el primer trimestre

Durante el primer trimestre puedes sentir náuseas, agotamiento y, en general, mal humor. También es probable que aumente tu flujo vaginal, lo que puede aumentar el placer sexual, pero también puede hacer que te sientas menos sexy si se empapa tu ropa interior. Si te sientes capaz de hacerlo, generalmente no hay preocupaciones en cuanto a las posiciones sexuales que puedes practicar durante esta etapa temprana del embarazo, ¡así que hazlo! Estas pueden ser las últimas semanas en las que puedas doblarte y moverte como te guste.

Sexo durante el segundo trimestre

Es posible que esta altura del embarazo tus náuseas se hayan disipado y que incluso puedas gozar de un aumento de energía. Explora diferentes posiciones con tu compañero, ya que tu barriga en crecimiento puede comenzar a impedir tus movimientos habituales. El acceso por detrás y las posiciones donde estés acostada de lado pueden sentirse especialmente bien a medida que tu vientre crece. Si eliges recostarte sobre tu espalda, usa una almohada para levantar tus piernas o caderas, de modo que no pongas tanta presión sobre el útero y la espalda.

Consejos del segundo trimestre

Lo único que debes tener en cuenta es comenzar a evitar las posiciones en las que estés acostada boca arriba. Alrededor de las 20 semanas, los médicos generalmente recomiendan que comiences a dormir sobre tu lado izquierdo. Esto proporciona una mejor circulación de la sangre a tu bebé en crecimiento. A medida que tu vientre y senos continúan creciendo, es posible que te sientas aún más sexy de lo habitual. Tu pareja probablemente también disfrutará tus nuevas curvas. Si no estás cómoda con tu cuerpo cambiante, ten en cuenta que estos cambios son temporales y que tu cuerpo volverá a su forma anterior al embarazo después del parto.

Sexo durante el tercer trimestre

Durante tu último trimestre, el sexo puede ser un poco complicado. Las posiciones en las que tu pareja está encima pueden volverse imposibles, ya que tu vientre puede estar en medio. Prueba las posiciones en las que estés acostada de lado, de pie o encima para ver cuáles te resultan más cómodas.

De lo que debes ser conciente

Consulta con tu médico antes de tener sexo en el embarazo a medida que se acerca tu fecha de parto, ya que el semen contiene prostaglandinas que pueden estimular las contracciones e inducir el parto. Los orgasmos también pueden causar contracciones. Al igual que en el segundo trimestre, evita las posiciones sexuales en las que estés completamente acostada sobre tu espalda. Con tu vientre completamente desarrollado, tú y tu pareja pueden estar preocupados por acercarse demasiado al bebé durante el acto sexual. No te preocupes, no hay forma de que puedas entrar en contacto con tu pequeño/a. Tu tapón de moco mantiene a tu bebé totalmente aislado y protegido, y hasta puede incluso encontrar relajante los movimientos rítmicos del sexo.

Sexo en el embarazo: consejos generales

A lo largo de tu embarazo, siempre habla con tu médico si te sientes mal, experimentas síntomas nuevos e incómodos, o sufres algún dolor. Ponte en contacto de inmediato si:

  • Comienzas a sangrar
  • Tienes calambres
  • Tu descarga huele mal
  • Comienzas a gotear fluido
  • Crees que estás en trabajo de parto
  • Los movimientos de tu bebé disminuyen

Otra precaución de seguridad es que si tu pareja practica el sexo oral, nunca debe soplar aire en tu vagina, ya que esto podría causar una embolia potencialmente mortal.

Circunstancias especiales

Se puede recomendar a las mujeres que experimentan complicaciones o tienen un embarazo de alto riesgo que eviten las relaciones sexuales durante el embarazo. Asegúrate de seguir los consejos específicos del médico para tu situación, para mantenerlos seguros a ti y a tu bebé.

Mantener tu vida sexual divertida

El sexo en el embarazo puede ser una excelente manera de estar conectada con tu pareja mientras disfrutas de todos los beneficios que el sexo y el orgasmo pueden proporcionar. Si alguna vez experimentas dolor, manchado o incomodidad, asegúrate de consultar con tu médico antes de intimar nuevamente con tu pareja.

Artículo relacionado: Prueba de embarazo positiva