Saltar al contenido

Dieta para Endometriosis

Dieta para endometriosis

La dieta para endometriosis puede ser muy útil en la reducción del dolor y otros síntomas que generalmente padecen las mujeres con esta enfermedad crónica y dolorosa. Si tú o un ser querido sufre de endometriosis, este artículo te ayudará a tener algo de alivio con simples cambios en la dieta.

Dieta para endometriosis: ayuda contra el dolor

Si sufres de endometriosis, apreciarás que puedas reducir el dolor simplemente adoptando los hábitos alimenticios adecuados. Al hacer cambios simples en la forma en que comes y usas los suplementos de manera inteligente, puedes reducir la inflamación y ayudar a mantener bajo control los síntomas iniciales.

Además de la dieta, el ejercicio también puede ser útil. El ejercicio moderado, como caminar, te ayudará a sentirte mejor. De hecho, algunos estudios han demostrado que el ejercicio puede disminuir la producción de estrógeno en el cuerpo. Los niveles reducidos de estrógeno ayudan a suprimir los síntomas de la endometriosis.

Dieta para endometriosis: recomendaciones

El dolor en tu cuerpo debido a la endometriosis se debe a la producción de ácidos grasos naturales llamados prostaglandinas. Estos ácidos grasos son derivados de los alimentos que comes. Al cambiar los aceites que consumes, puedes ayudar a prevenir las prostaglandinas que estimulan la contracción y causan dolor.

Grasas y aceites

Comienza por disminuir el consumo de grasas saturadas. Ejemplos de alimentos que contienen grasas saturadas:

  • Mantequilla (manteca)
  • Manteca de cerdo
  • Productos lácteos
  • Productos animales
  • Aceite de coco
  • Aceite de palma
  • Mantequilla de cocoa

Junto con la disminución de las grasas saturadas, puedes incluir en tu dieta ácidos grasos omega-3 que estimulan la producción de prostaglandinas antiinflamatorias, útiles para calmar tu malestar. Entre las fuentes de ácidos grasos omega-3 se incluyen:

  • Aceite de onagra
  • Aceite de cártamo
  • Nueces y aceite de nuez
  • Semillas y aceite de lino
  • Frijoles (habichuelas, caraotas, ​​​ porotos, ​​ judía​, alubia)
  • Salmón, atún, fletán (hipogloso, pez mantequilla)
  • Aceite de oliva (no utilizarlo para freír)
  • Calabaza de invierno

Fibras

Una dieta amigable con la endometriosis debe ser alta en fibras. La producción de estrógeno disminuye cuando se ingiere una dieta alta en fibras y, como un beneficio adicional, tu digestión también mejorará. Intenta consumir unos 25 gramos de fibras al día comiendo los siguientes alimentos:

  • Granos integrales (no trigo)
  • Legumbres
  • Arroz integral
  • Frutas y verduras frescas (preferiblemente orgánicas)
  • Harina de avena

Idealmente, tu dieta debe consistir en alrededor del 50% de frutas y verduras crudas. Una o dos porciones diarias de vegetales verdes, como las hojas de mostaza o el brócoli, también ayudarán a equilibrar los niveles de estrógeno.

Soja

Las opiniones sobre la adición de productos de soja a la dieta varían. Algunos expertos creen que la soja es una ayuda importante en el manejo de la endometriosis. Otros creen que, debido a que la soja contiene altas cantidades de ácido fítico (al igual que el trigo), debe evitarse porque este ácido puede agravar los síntomas de la endometriosis. Los productos de soya (o soja) fermentados como el miso, el tamari y el tempeh se pueden comer de manera segura pero solo ocasionalmente y en pequeñas cantidades.

Qué comer y qué evitar en la dieta para endometriosis

Considera la siguiente lista mientras decides cuáles son los mejores alimentos en tu dieta para la endometriosis.

Come estos alimentos:

  • Legumbres (frijoles, guisantes)
  • Cebollas y ajo
  • Zanahorias y apio
  • Yogur
  • Ruibarbo
  • Semillas y brotes de semillas
  • Jengibre, perejil y salvia
  • Té verde
  • Bayas rojas y moradas
  • Manzanas
  • Hinojo
  • Brassicas (repollo, brocoli)

Evita estos alimentos:

  • Trigo
  • Carbohidratos refinados
  • Azúcar, incluida la miel
  • Alcohol
  • Cafeína
  • Chocolate
  • Productos lácteos
  • Frituras
  • Grasas hidrogenadas
  • Carnes y productos animales (a menos que sean aves de corral sin piel y orgánicas)
  • Huevos
  • Soja

Suplementos en la dieta para endometriosis

Además de seguir una dieta adecuada para la endometriosis, los siguientes suplementos también pueden ser útiles:

  • Vitamina E: equilibra las hormonas y fortalece el sistema inmunológico
  • Hierro: evita la deficiencia de hierro y la anemia
  • Complejo de vitamina B: promueve la producción de células sanguíneas y fortalece el sistema inmunológico
  • Vitamina C: refuerza el sistema inmunológico
  • Calcio y Magnesio: puede aliviar los cólicos y dolores de cabeza
  • Zinc: ayuda a reparar el daño tisular y a aumentar la función inmune.

Siguiendo una dieta adecuada, complementándola con los suplementos necesarios y adoptando un programa de ejercicio moderado, deberías notar una mejoría en tus síntomas. Si éstos empeoran, comunícate con tu médico inmediatamente.

Síntomas de embarazo tubario >>