Saltar al contenido

Medicamentos para la infertilidad: Top 5

Medicamentos para la infertilidad

Te mostramos cuáles son los 5 mejores medicamentos para la infertilidad.

Navegar por los mejores medicamentos para la infertilidad puede ser intimidante, pero tu médico debe trabajar estrechamente contigo para desarrollar el mejor plan basado en tu historial médico y tus problemas específicos de fertilidad.

Principales medicamentos para la infertilidad

Algunos de los medicamentos para la infertilidad más recetados son:

Clomid

También llamado citrato de clomifeno, el Clomid suele ser lo primero que los médicos recetarán para ayudar a una mujer a concebir, particularmente cuando la falta de ovulación regular parece ser la causa de la infertilidad. Clomid funciona disminuyendo la cantidad de receptores de estrógenos. Esto hace que la glándula pituitaria sobrecompense los niveles más bajos de estrógenos al liberar más hormonas basadas en estrógenos.

El Clomid está disponible en forma de píldora y se toma una vez al día, generalmente durante cinco días a partir del día tres o cinco del ciclo de una mujer. Es mucho menos costoso y tiene menos efectos secundarios que muchos otros medicamentos de alta fertilidad, pero algunas mujeres experimentan hinchazón y sofocos cuando toman Clomid. Este medicamento generalmente se usa durante cuatro a seis ciclos combinados con relaciones sexuales oportunas o inseminación intrauterina (IIU). Si estos ciclos fallan, los médicos recomendarán que la mujer comience a usar inyecciones de fertilidad, posiblemente combinadas con fertilización in vitro (FIV).

Lupron

Este medicamento inyectable funciona al detener el desarrollo natural de la ovulación de una mujer. Al cerrar el ciclo natural, los médicos pueden usar otros medicamentos para hacerse cargo del proceso y manipular las hormonas según sea necesario. Esto se toma a través de una inyección subcutánea (una aguja pequeña que coloca el medicamento debajo de la piel) durante varios días con el objetivo de producir dos o más folículos en lugar del folículo producido naturalmente. Los efectos secundarios comunes incluyen estreñimiento, sofocos y náuseas.

Hormonas foliculoestimulantes (FSH)

Otro inyectable, la FSH (por sus siglas en inglés) hace que los ovarios produzcan folículos. En la mayoría de los casos, las dosis se administrarán a un nivel para producir múltiples folículos, especialmente si se realiza una FIV (fertilización in vitro). El desarrollo de los folículos se controlará de cerca y la dosis se ajustará en función de la respuesta de la mujer. Las FSH incluyen Gonal F, Follistim y HMG. Hay una larga lista de efectos secundarios, pero algunos de los más comunes incluyen sensibilidad en los senos, dolores de cabeza y malestar estomacal. Tu médico debe analizar los efectos secundarios específicos de tu medicamento y dosis.

Gonadotropina coriónica humana (HCG)

Durante la IIU (Inseminación Intra-Uterina) y la FIV (Fertilización In Vitro), a menudo se usa una sola inyección de HCG para provocar la liberación de los óvulos maduros. Esta inyección se administra entre 24 y 36 horas antes del tratamiento, según el procedimiento que se esté realizando. La HCG también se conoce como la hormona del embarazo y se detecta en las pruebas de embarazo caseras, por lo que realizar una prueba demasiado pronto después de la inyección de HCG puede producir un falso positivo. Dependiendo de la dosis y la preferencia de tu clínica de fertilidad, es posible que te indiquen que tomes la HCG como inyección intramuscular o subcutánea.

Progesterona

Este suplemento se usa con mayor frecuencia después de IIU o FIV, pero también se puede recetar a mujeres que ya están embarazadas. El cuerpo de una mujer produce naturalmente progesterona durante su ciclo, lo que engrosa el revestimiento uterino y lo hace más apto para la implantación de un embrión. Algunas mujeres pueden no producir lo suficiente de forma natural y necesitan el suplemento como ayuda. Muchas clínicas de fertilidad prescriben esto independientemente de los niveles propios de una mujer para aumentar el grosor del revestimiento y aumentar las posibilidades de implantación. Dado que hay muy pocos efectos secundarios, la mayoría de las clínicas de fertilidad creen que es una opción que vale la pena para aumentar las posibilidades de concebir de una mujer.

La progesterona se puede usar de tres maneras diferentes: como una píldora oral, un supositorio vaginal o una inyección intramuscular. Muchas clínicas de fertilidad prefieren recetar la inyección a base de aceite. Además del dolor en el lugar de la inyección, solo hay muy pocos efectos secundarios asociados con la inyección, en comparación con el comprimido, que puede causar cansancio extremo y mal humor.

Medicamentos para la infertilidad masculina

Aunque los principales medicamentos para la infertilidad generalmente son para mujeres, a los hombres también se les pueden recetar medicamentos para ayudarlos a desarrollar un conteo de espermatozoides más alto. Tanto HMG como Clomid parecen tener resultados positivos en los hombres, pero aún se consideran experimentales y no están aprobados en el tratamiento de los problemas de fertilidad en los hombres.

Cómo aumentar el conteo de espermatozoides >>