Saltar al contenido

PARTO PREMATURO

Parto prematuro

Se define el parto prematuro como aquel que ocurre antes de la semana 37 del embarazo. Esta es la principal causa de muerte en recién nacidos y los bebés prematuros tienen un mayor riesgo de problemas de salud de por vida.

Problemas médicos asociados con el parto prematuro

Los bebés prematuros pueden enfrentar una serie de inconvenientes de salud, que incluyen:

  • Bajo peso al nacer
  • Órganos o sistemas de órganos subdesarrollados
  • Problemas respiratorios debido a pulmones poco desarrollados
  • Problemas de aprendizaje
  • Parálisis cerebral
  • Infecciones potencialmente mortales
  • Condición pulmonar grave, conocida como síndrome de dificultad respiratoria
  • Pérdida de visión y audición
  • Problemas digestivos y de alimentación
  • Ictericia

Señales de advertencia de trabajo de parto prematuro

Los médicos a veces deciden dar a luz a un bebé de forma temprana debido a preocupaciones por la salud de la madre o el bebé. A pesar de los problemas asociados con un nacimiento prematuro, esta puede ser la opción más segura. Sin embargo, en la mayoría de los casos, el parto prematuro comienza inesperadamente. Los signos de advertencia de parto prematuro incluyen:

  • Contracciones (su abdomen se tensa como un puño) cada 10 minutos o más
  • Cambio en el flujo vaginal (filtración de líquido o sangrado de la vagina)
  • Presión pélvica: la sensación de que tu bebé está empujando hacia abajo
  • Dolor de espalda
  • Calambres que se sienten como un período menstrual
  • Calambres abdominales con o sin diarrea

Si experimentsa alguno de estos síntomas durante el embarazo, llama a tu médico de inmediato.

Factores de riesgo de parto prematuro

Existen algunos factores de riesgo conocidos para el nacimiento prematuro. Pero incluso si una mujer hace todo “bien” durante el embarazo, todavía puede tener un bebé prematuro.

  • Llevar más de un bebé (gemelos, trillizos, cuatrillizos o más)
  • Tener un parto pre término anterior
  • Problemas con el útero o el cuello uterino
  • Problemas de salud crónicos en la madre, como presión arterial alta, diabetes y trastornos de la coagulación
  • Ciertas infecciones durante el embarazo
  • Beber alcohol
  • Usar drogas ilícitas
  • Fumar
  • Raza negra

Reducir el riesgo de parto prematuro

El parto prematuro le puede pasar a cualquiera y muchas mujeres que lo experimentan no tienen factores de riesgo conocidos. Sin embargo, hay cosas que una mujer puede hacer para ayudar a su propia salud y reducir el riesgo de tener un bebé prematuro.

  • Deja de fumar y evita las sustancias, como el alcohol o las drogas.
  • Consulta a tu médico para un chequeo previo al embarazo.
  • Trabaja con tu especialista para controlar enfermedades, como presión arterial alta o diabetes.
  • Obtén atención prenatal temprana, tan pronto como creas que puedes estar embarazada y durante todo el embarazo.
  • Discute con tu médico las preocupaciones durante el embarazo, y busca atención médica para cualquier señal de advertencia o síntoma de trabajo de parto prematuro.

El nacimiento es complejo pero, afortunadamente, el resultado para la mayoría de las mujeres es un bebé saludable a término. Todavía se necesita más investigación para comprender los factores de riesgo del nacimiento prematuro, como la forma en que los antecedentes familiares, la genética, el estilo de vida y el entorno pueden interactuar para poner a algunas mujeres en mayor riesgo de un parto prematuro.

Fase lútea >>