Saltar al contenido

COMPLICACIONES DEL EMBARAZO

Complicaciones del embarazo

Si bien la mayoría de las mujeres puede esperar tener embarazos felices y saludables, es importante conocer sobre las posibles complicaciones del embarazo.

Los problemas en el embarazo pueden ser tan leves como un dolor de cabeza molesto ocasional o tan severos como un sangrado vaginal repentino e inexplicable. Si acabas de descubrir que estás embarazada o si faltan solo unas pocas semanas para el parto, comprender los signos y síntomas de las complicaciones comunes del embarazo puede ayudar a mantener a tí y a tu bebé seguros.

Sobre las complicaciones del embarazo

En las primeras etapas del embarazo, la mayor preocupación para muchas mujeres embarazadas es el riesgo de aborto espontáneo. Un embarazo puede terminar en aborto involuntario por varias razones, muchas de las cuales están más allá del control de la madre. Sin embargo, el riesgo de aborto espontáneo disminuye sustancialmente después de la semana 13 del calendario de embarazo. Las madres mayores con problemas pasados de infertilidad, enfermedad inflamatoria pélvica o cirugías previas de trompas de Falopio también deben preocuparse por el riesgo de embarazo ectópico en el primer trimestre.

La diabetes gestacional es uno de los problemas de embarazo más comunes. Al igual que la hipertensión en el embarazo, plantea riesgos para la salud tanto del feto en desarrollo como de la futura madre. Sin embargo, consumir una dieta bien balanceada, hacer ejercicio regularmente y seguir las recomendaciones de tu médico pueden minimizar el riesgo de desarrollar estas afecciones.

Si tu médico determina que estás en riesgo de tener un trabajo de parto prematuro, él/ella puede limitar tu nivel de actividad durante las últimas semanas de tu embarazo. Si te han diagnosticado Placenta Previa u otras complicaciones relacionadas, también puedes necesitar una supervisión médica. Las mujeres embarazadas con diabetes, enfermedad renal u otras afecciones médicas crónicas probablemente se consideren embarazos de alto riesgo que requieren atención especial.