Saltar al contenido

¿Qué es la Cándida?

¿Qué es la Cándida?

Si estás amamantando y tienes tus pezones inusualmente doloridos, o sientes dolor cuando el bebé se alimenta, es posible que tengas síntomas de cándida, que también puede afectar a tu bebé, causando manchas blancas en su boca y cierto tipo de erupción del pañal. Esta infección puede irritar al bebé e interferir en su alimentación.

¿Qué es la Cándida?

La cándida albicans es un tipo de hongo, también llamado monilinia o levadura. Es normal tener algo de cándida en la piel, pero demasiado puede causar picazón, ardor y sensibilidad. A la Cándida le gustan los lugares cálidos y húmedos, por lo que las infecciones que causa son más comunes en lugares como los pliegues de la piel, la boca o el área del pañal de un bebé y la vagina de una mujer. Cuando una mujer está amamantando, la piel agrietada de los pezones, combinada con la humedad de la leche materna y la saliva del bebé, puede crear un ambiente ideal para la cándida.

Síntomas de Candidiasis en los pechos

Los médicos todavía están estudiando qué tan comunes son las infecciones de cándida en los senos. Las pruebas sugieren que la cándida se puede mezclar con las bacterias, lo que dificulta saber qué está causando realmente los síntomas. Sin embargo, el tratamiento parece ayudar a muchas mujeres que están amamantando y tienen dolor.

Los siguientes signos y síntomas se usan comúnmente para diagnosticar infecciones por cándida en mujeres que amamantan:

  • Dolor en los pezones, con ardor, picazón o enrojecimiento.
  • Dolores punzantes en los senos durante la alimentación.
  • Un aumento repentino de dolor en los pezones, o comienzo de dolor en los pezones.
  • Piel brillante o escamosa alrededor de los pezones.

¿Cándida o mastitis?

Los problemas que se asemejan a los síntomas de la candidiasis también pueden provenir de una infección bacteriana llamada mastitis. La mastitis puede causar dolor en los pezones, dolor durante la alimentación, hinchazón en los senos, enrojecimiento en forma de cuña, fiebre y una sensación general de estar enferma. Si tienes mastitis, necesitarás antibióticos.

El hongo y tu bebé

No es raro que los bebés tengan infecciones de cándida en la boca, comunmente llamadas candidiasis. Dado que la cándida se propaga fácilmente de un lado a otro entre la boca del bebé y tu seno, es importante reconocer si tu bebé tiene la infección.

La Cándida se presenta como placas blanquecinas en el interior de las mejillas del bebé, en el paladar o en la lengua. Estas placas no se pueden raspar fácilmente y, de hecho, pueden sangrar un poco si intentas limpiarlas. Las manchas blancas que se limpian fácilmente son probablemente la leche que queda de la última alimentación. A menudo, el bebé no parece tener ninguna molestia por la candidiasis. Algunas veces puede hacer que un bebé se sienta irritable o molesto, o que no quiera comer.

Los bebés también pueden tener infecciones por cándida en el área del pañal. Las erupciones que aparecen tienden a persistir, suelen estar presentes en los pliegues de la piel y se extienden hacia afuera, con manchas rojas más pequeñas, más allá de los bordes del área de la erupción principal. Tu médico puede ayudarte a determinar si tu bebé tiene una erupción por pañal provocada por candidiasis.

Otras infecciones

Muchas mujeres están familiarizadas con los síntomas de la cándida vaginal. Un crecimiento excesivo de cándida causa picazón, ardor y una secreción blanquecina. Los tratamientos para las infecciones vaginales por cándida están disponibles en la farmacia, aunque debes consultar a tu médico si tienes síntomas por primera vez.

Estas infecciones también pueden ocurrir en cualquier pliegue de la piel en el cuerpo. Los sitios comunes se encuentran debajo de los senos y en el área de la ingle, especialmente en personas con sobrepeso. Consulta a tu médico si desarrollas una erupción roja que pica y no desaparece.

La Candidiasis en la boca de un niño, las infecciones que se repiten con frecuencia o no desaparecen, o las infecciones en lugares menos comunes, como el esófago (el conducto entre la boca y el estómago) pueden indicar un problema subyacente grave. Las personas con SIDA, cáncer u otras enfermedades que afectan el sistema inmunológico pueden tener problemas con las infecciones por cándida.

Si la cándida entra en la sangre, puede causar una enfermedad muy grave. Sin embargo, las infecciones sanguíneas por cándida generalmente no ocurren en personas sanas. Se presentan en personas que ya están muy enfermas.

¿Cómo se cura la Cándida?

El tratamiento de la candidiasis por lo general incluye una crema antifúngica y, en ocasiones, también píldoras con medicamentos antifúngicos. Es probable que tu médico también te indique tratar a tu bebé, ya que la cándida se transmite fácilmente entre la madre y el bebé.

Si tu bebé tiene candidiasis oral, tu médico probablemente te recetará un líquido o gel para aplicar en la boca y lengua del bebé. También debes lavar el chupete del bebé a diario y limpiar las tetinas de los biberones o mamaderas después de cada uso.
El tratamiento en la zona del pañal del bebé, es a base de crema antifúngica para la piel.