Saltar al contenido

Segundo trimestre de embarazo

Segundo trimestre de embarazo

La mayoría de las mujeres se sienten muy bien durante el segundo trimestre de embarazo y disfrutan estar embarazadas. En este punto, imaginan tener sus bebés y pasan mucho tiempo fantaseando con ser madres.

Tu bebé en el segundo trimestre de embarazo

Tu bebé pasará por una gran desarrollo durante el segundo trimestre de embarazo, que es de las semanas 13 a 26. Para la semana 14, tu bebé tiene movimientos coordinados de brazos y piernas.

Para la semana 20, probablemente sentirás que tu bebé se mueve. Notarás que tu bebé tiene períodos de movimiento y descanso que realmente corresponden a los ciclos de sueño y vigilia de tu bebé. Este es un momento maravilloso para conocer la personalidad de tu bebé. ¿Está despierto/a durante la mañana o la tarde? ¿Patea mucho cuando haces ejercicio o tienes relaciones sexuales?

Durante el segundo trimestre, se desarrolla la audición de tu bebé y notarás que se mueve con sonidos fuertes. Tu bebé también está desarrollando vello en la cabeza, pestañas y cejas. El lanugo (vello corporal fino) está creciendo y se oscurecerá lo suficiente como para ser visto en un ultrasonido.

Para cuando tienes 26 semanas, tu bebé mide 30,5 centímetros de largo y pesa aproximadamente 450 gramos.

Tu cuerpo en el segundo trimestre de embarazo

Notarás grandes cambios en tu cuerpo en el segundo trimestre. Comenzarás a mostrar una hermosa barriga y ahora la gente notará que estás embarazada. Tus senos se agrandarán y puedes disfrutar mostrando un poco de escote con tu ropa. Durante el segundo trimestre del embarazo, deberías aumentar de 1,3 a 2,2 kilogramos por mes.

Puedes notar que tu libido aumenta durante el segundo trimestre. No te preocupes por lo que piensa tu pareja sobre los cambios en tu cuerpo: muchas parejas disfrutan de esta nueva forma corporal. No puedes lastimar a tu bebé al tener relaciones sexuales, aunque si estás en riesgo de parto prematuro, primero debes hablar con médico.

Muchas mujeres adoran este trimestre, ya que los primeros síntomas del embarazo han disminuido, la energía aumenta y están menos malhumoradas. Los otros síntomas de mareos y náuseas también deberían haber disminuido. Sin embargo, es posible que experimentes síntomas como picazón, hormigueo, estreñimiento, estrías y falta de aliento. Puedes aliviar o reducir algunos de estos síntomas bebiendo mucha agua, comiendo alimentos ricos en fibra y usando humectantes para ayudar con la picazón. Si te preocupa desarrollar estrías, puedes usar cremas para ayudar, aunque los expertos no están de acuerdo con la efectividad de estas.

Cosas que hacer

Continúa asistiendo a tus citas con el/la obstetra. En este trimestre escucharás los latidos del corazón de tu bebé en el consultorio de tu médico y probablemente te harán un ultrasonido. También tendrás que decidir si deseas pruebas como la de proteína alfa fetal (AFP: alfafetoproteína), un triple test (o triple screening) y una amniocentesis. Estas pruebas conllevan riesgos que debes tener en cuenta antes de aceptarlos. Estas pruebas pueden ayudarte a conocer las posibles complicaciones del embarazo y, según los resultados, decidir si deseas interrumpir el embarazo.

En el segundo trimestre del embarazo, probablemente comenzarás a usar ropa de maternidad, según los estilos y la forma en que cargas a tu bebé.

Este es un buen trimestre para darse cuenta de cuáles son los síntomas del parto prematuro. Si experimentas una pérdida de líquido de tu vagina (verifica para asegurarte de que no sea orina), notas cinco o más contracciones en una hora, percibes presión vaginal, sientes dolor de espalda baja o notas mucosidad teñida de sangre en tu vagina, debes comunicarte con médico de inmediato.

En este punto de tu embarazo, es posible que desees averiguar qué parafernalia para bebés necesitas para tu cuarto de niños. Es posible que tengas un baby shower y recibas muchas cosas de antemano. Si tienes tiempo, es posible que desees hacer una lista de artículos para bebés, para evitar la duplicación. Cosas como un asiento para el automóvil, un cochecito de bebé, una portabebé, una cuna/moisés y un monitor para bebés son imprescindibles. También puedes comenzar a abastecerte de pañales, ropa de bebé y mantas para bebés.

Recuerda seguir comiendo nutritivamente. Trata de evitar la comida chatarra, los dulces y las comidas rápidas. Debes comer muchas frutas y verduras, aproximadamente siete porciones por día. Aún debes tomar una vitamina prenatal y beber al menos 8 vasos de líquido (principalmente agua) al día. La leche y los jugos cuentan como parte de la ingesta de líquidos.

Debes seguir haciendo ejercicio mientras te sientas cómoda, aunque no se recomienda el ejercicio de alto impacto; en caso de duda, consulta con tu médico. Caminar, andar en bicicleta y nadar todavía son seguros. El yoga durante el embarazo es muy recomendable y te ayudará a prepararte para el trabajo de parto y el parto. Aún deberás vigilar la deshidratación y el agotamiento por calor.

En este trimestre, debes inscribirte en tu clase de educación sobre el parto. Tu hospital local puede ofrecer clases impartidas por una enfermera o un instructor certificado. También puedes considerar buscar clases del método Bradley o hipnoparto si estás buscando un parto natural.

Mitad de camino

Debido a que este suele ser el trimestre más agradable, aprovéchalo al máximo. Compra ropa de maternidad atractiva que complemente tu cutis radiante y disfruta de un estilo de vida saludable, tanto para tí como para tu bebé.

Mejores pruebas de embarazo >>